Acto de presentación ASEIMCA en el Hospital Universitario de la Ribera (7 de septiembre 2015)

El Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana, comprometido con los avances en audiología, se hace eco de la presentación el 7 de septiembre de 2015 de ASEIMCA -Asociación Española de Implantados Carina- en el Hospital de Alzira, de mano del logopeda Carlos Benito Domingo, especialista que asiste en dicho hospital en la rehabilitación logopédica de los pacientes implantados.  El acto ha contado con la participación de José Vicente Navarro, Presidente de esta Asociación; el Dr. Manuel Marín, director gerente del Hospital; y del Dr. Javier Gisbert, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del centro sanitario de La Ribera. Además, a esta jornada han asistido miembros de diferentes asociaciones de pacientes y juntas locales de la comarca.

El servicio de otorrinolaringología del Hospital Universitario de la Ribera se inició en el año 2000 en el manejo de todos los implantes que existen a nivel auditivo, siendo en la actualidad el centro sanitario público de España con más implantes realizados de la audioprótesis Carina desde el 2009, un total de 72 repartido de igual forma entre ambos sexos.

Según la OMS hay más de 300 millones de personas adultas en el mundo y más de 30 millones de niños que padecen hipoacusias severas. Entre las causas más frecuentes están las causas genéticas que son heredadas por una u otra parte de los padres, las causas infecciosas, los ruidos intensos que cada vez más afectan a nuestra sociedad y nos producen lesiones en el oído interno y además las infecciones repetidas de los oídos que acaban deteriorando todo el sistema que transmite la audición hasta nuestro oído interno.

Este tipo de implante auditivo totalmente implantable se puede implantar a partir de los 14 años. Al haber ningún componente externo facilita la inserción social sin el estigma de las prótesis externas que en ocasiones tiene lugar en nuestra sociedad, superando las barreras de la deficiencia auditiva y mejorando la calidad de vida del paciente, su relación socio laboral y la propia autoestima.

Para poder poner este tipo de prótesis debe cumplir el paciente una serie de requisitos que están condicionados por el tipo y la gravedad de la pérdida, así como aspectos psicológicos y anatómicos que también son estudiados por el equipo previamente antes de decidir poner este tipo de prótesis.

Este tipo de dispositivos proporciona una señal de alta fidelidad directamente al oído medio facilitando una función mejorada, comodidad, y ventajas sobre otro tipo de sistemas, permitiendo apreciar sonidos de gran precisión, como la lluvia o la nieve.

Se coloca en la parte posterior del oído y justo debajo de la piel. Tiene tres componentes:

 

  • Una cápsula donde lleva la electrónica, con su antena para comunicarnos con ella
  • Un micrófono, debajo de la piel
  • Un traductor, que se encarga de transmitir las vibraciones directamente a la cadena de huesecillos.

 

Las ventajas de este implante totalmente implantable supone la mejora en la calidad de la audición, siendo frecuente encontrar pacientes que dicen haber percibido sonidos que antes con sus prótesis convencionales no oían, refiriendo una sensación auditiva muy natural mucho más parecida a la que recuerdan a cuando eran normoyentes.

El Hospital de la Ribera realiza el implante de audioprótesis totalmente implantables en una sencilla intervención, mínimamente invasiva llevada a cabo con anestesia general. La técnica quirúrgica consiste en colocar estos dispositivos estudiando los espacios de que se dispone porque no hay dos personas iguales.  Haciendo una incisión detrás del pabellón auricular se llega hasta la cadena de huesecillos por un pequeño orificio donde se coloca el traductor. Después, en una localización anatómica un poco más posterior, se coloca la cápsula y en la zona inferior del hueso mastoideo se coloca el micrófono. Es una técnica que viene a durar entre 60 y 90 minutos y el paciente en muchos casos se va de alta el mismo día de la intervención de forma ambulatoria.

El funcionamiento de este tipo de implantes, a diferencia de los implantes cocleares que producen una estimulación eléctrica, producen una estimulación mecánica, reproduciendo la forma en que un oído normal trasmite a través de la cadena de huesecillos la vibración sonora hacia el oído interno. Por tanto, la finalidad es hacer vibrar la cadena de huesecillos mediante un traductor electromecánico para producir la sensación sonora dentro del oído interno. Tras la operación, el paciente recibe un par de curas y hacia los 6-10 días se retiran todos los puntos externos. Tras un periodo de 8 semanas para que se estabilice la cicatrización de todos los tejidos que cubren el implante se activa el implante y es cuando el paciente empieza a poder oír de una forma natural a través del mismo.

En el campo del implante Carina hay un gran número de factores por los cuales un audífono convencional no acaba de resolver el problema: la forma del conducto, problemas de feedback, irritación cutánea, dificultades de ajuste, exceso de cerumen, etc. Gracias al desarrollo de la tecnología tenemos cada vez más posibilidades para ayudar a los pacientes con problemas de sordera. Desde la estimulación directa sobre el hueso, en uso de los audífonos, los implantes de oído medio y los implantes cocleares, todos nos ayudan y según la pérdida auditiva que tengamos puede haber indicación de implantar un tipo u otro de estos aparatos.

El implante activo de oído medio Carina se diferencia del implante coclear en que utilizamos la función auditiva residual que tiene el paciente produciendo una sensación sonora más natural. Se diferencia de los implantes osteointegrados porque tiene mayor potencial de amplificación y porque proporciona un espectro mayor de frecuencia. El Carina es un sistema totalmente implantable que dispone de una serie de elementos (cápsula, antena, transductor y micrófono) y que tiene ya la marca de la comunidad europea para sorderas sensoriales del 2006 y para las mixtas y trasmisivas desde el 2007.

Desde que el Hospital de la Ribera se inició en el programa han pasado por distintos procesadores (g3, g4) y los transductores (el cerámico, el t1 y el t2) mejorando progresivamente tanto la calidad como la fiabilidad de los componentes.  Estamos ante la 4ª generación del Carina que ha reducido mucho el volumen de la cápsula y el volumen del micrófono, el conector se ha separado de la capsula para poder cambiar únicamente el transductor en caso de que pueda haber problemas.

Las indicaciones del Carina son múltiples. Puede servir en cualquier tipo de pérdida (pérdida nerviosa, pérdida mixta o pérdida de transmisión) pero en general ha de ser paciente mayor de 14 años, pérdidas moderadas a severas, la hipoacusia ha de ser posterior a la adquisición del lenguaje, que no sea una perdida fluctuante y que la discriminación verbal se acerque al 80%. Las expectativas que pone el paciente también son condicionantes debido a que ante resultados iguales en función de la psicología del paciente podemos observar satisfacciones diferentes.

Es fundamental realizar este tipo de implantes dentro de un programa que presente una planificación seria que considere la inclusión del personal adecuado, teniéndose en tanto en cuenta el número de pacientes que se pueden asumir para llevar a cabo un servicio de seguimiento óptimo.

Por último, destacar que entre las ventajas del implante Carina se halla la posibilidad de que el paciente pueda controlar el volumen, los programas y el encenderlo/apagarlo mediante un control remoto, y que en caso de requerirse una explantación en el peor de los casos el oído no sufre secuelas o daños quedándose igual al momento anterior a la implantación. Actualmente se trabaja en que el tiempo para la recarga de la batería sea menor.

 

Página Web de la Asociación Nacional de Implantados Carina (ASEIMCA):

http://www.aseimca.com

 

 ASEIMCA

 De izq. a dcha.: Dr. Javier Gisbert, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del centro sanitario de La Ribera; Dr. Manuel Marín, director gerente del Hospital; D. José Vicente Navarro, Presidente de ASEIMCA y miembro de la asociación.